NACE UNA PLATAFORMA PARA FINANCIAR PROYECTOS DE EMPRENDEDORES

La Universidad de Zaragoza y Taunology (Lánzanos) han firmado un convenio de colaboración, a través de la Cátedra Emprender, con el objetivo de colaboración crear, mantener y explotar una plataforma de cobranded para proyectos de emprendimiento. Ambas partes ponen a disposición de los usuarios de la propia universidad y otros interesados en la financiación de proyectos relacionados con el emprendimiento, una plataforma para poder conseguir financiación para los proyectos de su interés.

Los usuarios que quieran enviar sus proyectos relacionados con emprendimiento, deberán entrar a través de la plataforma.

La Universidad de Zaragoza habilitará la dirección web crowdfunding.universidaddezaragoza.net, como dirección principal de la plataforma, que será alojada en los servidores de Taunology, donde los usuarios podrán incluir sus proyectos para conseguir financiación, según recoge el convenio.

Fuente: www.elperiodicodearagon.com

AMPLIACIÓN DE LA CONVOCATORIA DE LAS SUBVENCIONES PARA EMPRENDEDORES AUTÓNOMOS

Con  carácter extraordinario y en el marco del Plan Impulso 2013 del Gobierno de Aragón para el crecimiento económico y la protección social, se amplía la convocatoria de las subvenciones para emprendedores autónomos reguladas en el Decreto 111/2012, de 24 de abril, del Gobierno de Aragón.

Dicho Decreto aprobaba el Programa Emprendedores, estableciéndose las bases reguladoras para la concesión de las subvenciones contempladas  para la promoción del empleo de aquellos emprendedores que se estableciesen como trabajadores autónomos o constituyesen microempresas en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Para más información, pinchar en el siguiente enlace: Ampliación de la convocatoria de las subvenciones para emprendedores autónomos

IBERCAJA Y LA AJE COLABORARÁN PARA CONSOLIDAR VOCACIÓN DE EMPRENDEDORES EN ARAGÓN

La Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Aragón y la Obra Social de Ibercaja han firmado hoy un convenio para colaborar en el programa “Emplea-T y Emprende”, que pretende consolidar la vocación emprendedora entre los jóvenes aragoneses, impulsar la competitividad y dinamizar nuevas empresas.

Un convenio que ha sido suscrito por el presidente de la AJE de Aragón, Alejandro Calle, y la directora de la Obra Social de Ibercaja, María Teresa Fernández, y que refleja la filosofía de trabajo que comparten ambas entidades en torno al emprendimiento, han informado en un comunicado conjunto.

El programa “Emplea-T y Emprende”, cuya nueva edición se ha puesto en marcha en mayo, ofrece una formación impartida por y para emprendedores, así como sesiones de mentoring, y el acceso a espacios de coworking.

Con esta rúbrica, ambas entidades han señalado que continuarán trabajando en el acercamiento del mundo empresarial al joven emprendedor.

Este programa forma parte de Iniciativa Emplea de Ibercaja, una de líneas prioritarias de actuación de la Obra Social de la entidad financiera que tiene como objetivo mejorar la empleabilidad de las personas y la competitividad de las empresas.

Para el presidente de la asociación, supone “un proyecto muy interesante por la formación y preparación que reciben ya no sólo los futuros o recientes emprendedores sino también los ya consolidados, que son los que van a generar riqueza en nuestra comunidad”.

Mientras que según la directora de la Obra Social de Ibercaja los participantes de este programa “entran en el mayor foro de emprendedores que hay en Aragón”.

“Les ayudamos a dar sus primeros pasos y, a la vez que les acompañamos, empiezan a vivir y convivir con otros emprendedores enriqueciéndose mutuamente”, ha dicho Fernández.

Este programa pretende consolidar la vocación emprendedora entre los jóvenes aragoneses, impulsar la competitividad y dinamizar nuevas empresas.

Con esta firma, los participantes de “Emplea-T y Emprende” que lo deseen pasarán a ser asociados de AJE de forma gratuita durante un año y disfrutar de todas las ventajas que supone pertenecer a la asociación con servicios de asesoramiento empresarial en temas laborales, jurídicos o financieros.

Fuente: www.abc.es

INDUSTRIA PRESTARÁ ASESORAMIENTO A LOS EMPRENDEDORES DE ANDORRA Y BAJO MARTÍN

La consejería de Industria del Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), y de la Cámara de Comercio de Teruel fomentará la actividad emprendedora en las comarcas de Andorra-Sierra de Arcos y el Bajo Martín, donde prestará  servicios de asesoramiento en el Centro de Emprendedores de la villa minera.

El objetivo de este acuerdo, para cuyo funcionamiento el d partamento de Industria e Innovación aportará 30.000 euros, es prestar servicios de apoyo a los empresarios en el Centro de Emprendedores de Andorra ubicado en el polígono industrial La Estación.

Entre otras cosas, desde estas instalaciones se prestarán los siguientes servicios: apoyo al autoempleo e iniciativas empresariales; acciones individuales, con asesoramiento al emprendedor sobre trámites y viabilidad de su proyecto empresarial, incluyendo el estudio de financiación; acciones dirigidas a grupos de emprendedores para dar a conocer los conceptos básicos de la puesta en marcha de una empresa; difusión y gestión de subvenciones y ayudas públicas disponibles; servicio de información y asesoramiento a emprendedores y microempresas en internacionalización, formación, nuevas tecnologías, comercio interior y turismo.

Fuente: www.diariodeteruel.es

LA DGA IMPULSA MEDIDAS DE APOYO A EMPRENDEDORES, PYMES Y LA EXPORTACIÓN

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy varias medidas destinadas al fomento de la actividad económica, entre ellas promover la concesión de microcréditos para jóvenes emprendedores, fomentar esta actividad emprendedora en Teruel e impulsar las exportaciones de pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, se ha aprobado la addenda al convenio de colaboración suscrito entre el Departamento de Industria e Innovación y las tres Cámaras de Comercio de la Comunidad Autónoma para continuar desarrollando en 2013 el Plan de Iniciación a la Promoción Exterior (PIPE) y el Programa PIPE Seguimiento, que busca ayudar a las pequeñas y medianas empresas españolas a iniciarse en el campo de la exportación.

El Gobierno de Aragón aportará 85.124 euros para seguir con estas iniciativas, que en 2013 beneficiarán a 25 empresas.

Además, se ha autorizado la firma de un convenio entre el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y la Cámara de Comercio e Industria de Teruel mediante el cual ambas entidades colaborarán en la prestación de servicios de apoyo a los emprendedores en las comarcas turolenses de Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín.

El objetivo de este acuerdo, para cuyo funcionamiento el Departamento de Industria e Innovación aporta 30.000 euros, es prestar servicios de apoyo a los emprendedores en el Centro de Emprendedores de Andorra ubicado en el polígono industrial La Estación de la localidad turolense.

Finalmente, se ha aprobado la adhesión al convenio de colaboración que el Instituto de la Juventud de España (INJUVE) desarrolla con Microbank orientado a la realización de actuaciones de promoción y apoyo a la juventud emprendedora y empresaria.

En concreto, el objetivo del convenio en Aragón consiste en el desarrollo del “Programa de Microcréditos 2013” que tiene como finalidad facilitar el acceso a financiación, en forma de microcréditos, a los jóvenes de la comunidad para la puesta en marcha, promoción y apoyo financiero de proyectos empresariales.

Para ello, Microbank ha habilitado una línea de financiación de hasta diez millones de euros.

Fuente: www.abc.es

CONVOCATORIA SUBVENCIONES PROGRAMA EMPRENDEDORES DEL 2013 EN ARAGÓN

Con el objetivo de impulsar la creación de empleo, la mejora de la competitividad y la dinamización de la economía aragonesa, el Gobierno de Aragón ha elaborado la “Estrategia Aragonesa de Competitividad y Crecimiento”. Dentro de la citada Estrategia, las medidas de apoyo a emprendedores, pequeñas empresas y autónomos que contiene la presente convocatoria tienen impacto sobre el empleo y se incluyen en el eje de emprendimiento y competitividad y, dentro de este, en el apartado de apoyo a emprendedores, así como en el eje de financiación y, dentro de este, en el apartado de financiación para emprendedores, pequeña empresa y autónomos.
Para acceder al texto completo que aparece en el Boletín Oficial de Aragón, pincha aquí.
images

AYUDAS A LA INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS EMPRESAS ARAGONESAS PARA EL AÑO 2013

Desde el Departamento de Economía y Empleo, se convocan ayudas económicas para la realización de actuaciones cuyo objeto sea promocionar la internacionalización de las empresas aragonesas. En primera instancia, podrán ser beneficiarios de las subvenciones las pequeñas y medianas empresas (pymes), domiciliadas en la Comunidad Autónoma de Aragón, que desarrollen una actividad empresarial dentro del territorio de Aragón y cumplan los requisitos establecidos. También podrán solicitar estas ayudas las agrupaciones de pymes que realizan actuaciones para contribuir a la proyección exterior de las pymes que las integran.
.
La cuantía máxima total prevista es de 800.000 euros para esta convocatoria, de los cuales 500.000 euros se asignarán a las nuevas solicitudes presentadas y 300.000 euros para las solicitudes que se presentaron al amparo de la Orden de 11 de mayo de 2012. La base mínima subvencionable será de 3.000 euros y máximo de 40.000 euros por beneficiario.
El plazo de presentación de solicitudes finalizará el 30 de abril de 2013. Para más información, consultar las bases que se adjuntan de la convocatoria. ayudas_a_la_internacionalizacion_de_las_empresas_aragonesas.pdf
….
internacionalizacion34

I JORNADA DE NETWORKING DEL BAJO ARAGÓN HISTÓRICO

Los cuatro Grupos de Acción Local, ADIBAMA, ADEMA, CEDEMAR y OMEZYMA, estamos organizando un Encuentro de Networking para las últimas semanas de febrero. La propuesta, que se enmarca en el “Proyecto Emprender en Clave Rural en las Comarcas del Bajo Aragón Histórico”, está dirigida a autónomos, PYMEs y Freeland. El objetivo es crear una plataforma para impulsar los negocios de nuestro territorio, ampliar sus redes de contactos…

Calendario de los encuentros:

  • Comarcas de Andorra y Bajo Martín. 22 de febrero, viernes (Telf. 978 8122 67; mail formacion@adibama.es)
  • Comarcas Bajo Aragón – Caspe y Ribera Baja del Ebro. 27 de febrero, miércoles (Telf. 976 63 65 90; mail antenacedemar@cedemar.es)
  • Comarca del Maestrazgo. 12 de marzo, martes. ADEMA (Telf. 978 84 97 09; mail leader@maestrazgo.org)

Jornada de Networking

¿CÓMO ACCEDER A TODAS LAS AYUDAS DISPONIBLES PARA LOS EMPRENDEDORES?

¿Tienes una empresa? ¿Quiéres montar una? Ante la difícil situación económica que vive el país, hay que aprovechar todas las oportunidades y opciones de las que disponemos para garantizar la supervivencia de negocio.

Entre otras muchas cosas, es muy importante aprovechar todas las ayudas e incentivos que ofrecen las diversas administraciones.

El propio Ministerio de Industria, Turismo y Comercio pone a disposición de los usuarios un buscador de ayudas y financiación que se puede consultar online.

Información gratuita

Y es que la Dirección General de la Industria y de la PYME (DGIPYME) ofrece información totalmente gratuita de las ayudas e incentivos convocados por las distintas Administraciones central, autonómica, local y organismos públicos. Desde su web  incluso podemos consultar las ayudas que oferta la Unión Europea.

Para ello dispone de dos herramientas. Por un lado tenemos la base de datos de Ayudas e incentivos para empresas, que permite conocer los programas de ayudas e instrumentos de apoyo a las empresas desde las diversas administraciones españolas. Da acceso a sus características principales y al texto completo de las disposiciones que las regulan.

Puedes seccionar la búsqueda de ayudas e incentivos por sectores, por regiones o por plazos de aplicación de las mismas.

Programas europeos

Y por otro ofrece la base de Programas europeos de ayudas e incentivos, que ofrece la normativa legal sobre programas de ayuda de la UE, instrumentos financieros, iniciativas y otros acuerdos derivados de la política de financiación comunitaria.

No es lo único que ofrece DGIPYME, que también da acceso a su programa de financiación directa para a los emprendedores, a través de la Empresa Nacional de Innovación SA (ENISA). Las ayudas se dividen en varios apartados: la creación de empresas, la consolidación, el crecimiento y la innovación.

Fuente: www.eleconomista.es

Programas, subvenciones y ayudas de la DGIPYME

EMPRENDE, SÍ, PERO CON CABEZA

El futuro se avecina lleno de muchos más emprendedores. Las grandes empresas cada vez subcontratan más y muchos jóvenes se verán abocados en las próximas décadas a crear sus propios negocios, por elección o por necesidad, al menos en determinados momentos de su vida laboral. Pero el emprendimiento encierra toda una cultura, la de preferir ser, al menos en principio, cabeza de ratón a cola de león. Para unos el valor de emprender está en trabajar para uno mismo, sin jefes por encima; para otros, es mucho más. Una forma de vida, de hacer una labor elegida, que te gusta y que además te permita vivir de ello. E incluso para los llamados “emprendedores sociales” es una forma de ayudar a los demás creando un proyecto autosuficiente. Pero, cuando estas nuevas empresas se topan con la realidad, la inmensa mayoría no sobrevive. Dicen los expertos que principalmente por falta de formación del emprendedor o por desconocimiento del sector en el que se implanta el proyecto.

En un momento de crisis como el actual, muchas personas en paro emprenden por necesidad sin tener en cuenta cuáles son los factores clave a la hora de poner en marcha un negocio con futuro. Un enemigo habitual del emprendedor es, paradójicamente, el exceso de entusiasmo. Pero no pasa nada por fracasar en el primer intento o en segundo o el tercero. La experiencia en emprender ayudará a fortalecer el siguiente negocio. ¿Cuáles son las claves entonces para que un proyecto sobreviva?

“El 90% de las empresas que se crean no sobreviven por falta de formación sobre la gestión empresarial o porque no conocen lo suficiente el sector”, afirma el director del Master in Entrepreneurship de la Universidad Complutense de Madrid, Javier Sanz, y profesor del Departamento de Organización de Empresas. “Cuando te metes en un área a emprender tiene que ser porque lo conoces bien, porque tienes ciertas habilidades técnicas para emprender y sabes gestionar un equipo mínimo de personas. Las que han creado negocios y han cerrado rápidamente es porque han sido demasiado lanzadas”, advierte este profesor, y emprendedor. Sanz asegura que las empresas creadas por equipos por mayor formación tienen una vida más larga. Quizás cierran igual, dice, pero muchas veces llegan al quinto año. Entre el 75% y el 80% de las empresas, dice Sanz, se cierran al cabo de cuatro o cinco años.

Un emprendedor es un empresario que pone en marcha un proyecto innovador. “El que monta una franquicia de McDonald’s es un empresario, pero no un emprendedor”, matiza este experto. Pero la alta tasa de paro a la que ha llevado la crisis al país ha hecho que muchas personas hayan pensado en crear su propio negocio como una salida. “Otro motivo de que muchas empresas duren poco en estos momentos es que hay mucho intrusismo. Una gran cantidad de gente se ha puesto a emprender por necesidad, a menudo, en sectores que no conocen, y centrándose exclusivamente en un plan de negocio y no en vender, es decir, en analizar por dónde van a vender. No haces nada con una parte técnica cubierta y un balance fenomenalmente montado si no sabes dónde vas a vender”, insiste Javier Sanz. Y menciona otro error común: “Pensar que lo puedes hacer todo solo. Haces un par de gestiones, te ves fuerte y lo montas. Cuando en realidad necesitas un equipo con experiencia y preparación que te ayude. No todo el mundo sabe gestionar personas, pero lo cierto es que son habilidades que se pueden aprender y practicar”.

La falta de formación y de conocimiento del sector son problemas típicos

Hay varios aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de crear una empresa, unos generales y otros específicos de esta época de crisis, según explica Jordi Vinaixa, director académico del Instituto de Iniciativa Emprendedora de la escuela de negocios ESADE. “Por una parte, lanzarse a montar un negocio requiere que seas capaz de generar valor en lo que quieras crear y, además, identificar bien quién va a estar dispuesto a pagar por lo que creas. Y en tercer lugar, hay que tener capacidad para vehicular el tránsito para que llegue lo que creamos al que lo necesita. Estos son los elementos más básicos que hay que analizar en la puesta en práctica de un negocio”, resume Vinaixa.

Una vez identificados estos aspectos, cómo se van a obtener recursos y posteriormente cómo ponerlo en las mejores condiciones para que sea atractivo para el máximo número de personas. Un grupo de amigos puede saber hacer algo muy bien pero, si todos saben hacer lo mismo, va a ser difícil que aporten valor a lo que creen. Porque hacen falta varias habilidades para montar una empresa, hay que ser capaz de identificarlas y de ponerlas juntas.

El futuro trabajador tendrá que pasar por etapas de asalariado y de emprendedor

Una vez recorrido este proceso, que muchos emprendedores no siguen, insisten estos expertos, aparecen los problemas típicos. El primero está relacionado con el crecimiento. “Los clásicos problemas de crecimiento son conseguir identificar nuevos colectivos a los que dirigirnos y saber cómo gestionar los recursos necesarios para que el crecimiento sea escalonado y podamos así financiarlos de forma adecuada”, explica Jordi Vinaixa. “Y el segundo inconveniente aparece cuando el mercado evoluciona. Y siempre lo hace, bien porque lo hace evolucionar la competencia y bien porque, con el tiempo, nuestro cliente va a tener otras necesidades”.

El pasado año cerraron un 14% más de empresas, con datos de entre enero y noviembre, que en los mismos meses del año anterior, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (véase gráfico). En plena crisis se crean menos empresas cada año y cierran muchas más. ¿Cuál es la primera clave entonces para que una empresa tenga futuro? “Cuando creamos un negocio en un entorno cambiante, tenemos que pensar que nuestro modelo de negocio también tendrá que cambiar”, responde Vinaixa. “Es más, en los emprendimientos que han arrancado y funcionan, uno de los problemas es la capacidad de identificar los cambios y, si ocurren, no ser capaz de innovar”, añade este experto.

“Ahora hay mucho intrusismo, por eso se fracasa más”, dice un experto

Este inconveniente, el de falta de innovación en el modelo de negocio, es el que está llevando a pique a muchas empresas. Entidades basadas en modelos que fueron un éxito, pero que hoy día no valen. Vinaixa pone varios ejemplos. “Un reto actual es cómo generar modelos de negocio rentables que tengan como base la información. Los cambios de los próximos años van a provocar que muchas empresas de este sector desaparezcan. El de la música es otro ejemplo. Con la entrada del iPod y de iTunes hay una dirección por la que seguir que supone una reconsideración del modelo de negocio y marca ya una cierta línea de actuación. Y el sector de la formación es otro que va a experimentar unos cambios más que considerables. El busto parlante se ha terminado y todavía hay que reinventar el papel de los centros de transmisión de conocimiento”.

Entre las claves para hacer que un proyecto sobreviva está también la pasión, que se disfrute con él, coinciden los especialistas en este tema. “A ello hay que añadir que se tengan habilidades y destrezas de forma natural que te den una ventaja competitiva y también la experiencia que se tenga en el sector”, añade el director del máster de emprendedores de la Complutense. En este curso presencial, que lleva dos años y al que se han apuntado, aparte de jóvenes, personas de más de 40 años que buscan dar un vuelco a su vida laboral, enseñan que el puesto de trabajo ideal no existe, se lo tiene que confeccionar cada uno, lo que hay que hacer creando una empresa. Su director hace una previsión sobre lo que va a pasar en el futuro: “Los jóvenes que tienen ahora entre 25 y 30 años tendrán que emprender algo, al menos en los próximos 10 o 15 años, porque, tal y como está cambiando el mundo laboral, no va a haber puestos de trabajo en las grandes empresas para todos, ya que están contratando cada vez menos y externalizando servicios precisamente a empresas pequeñas, y además el número de plazas públicas va a ser mucho menor. En este escenario, mucha gente se está replanteando su vida con esta crisis, pensando si prefieren mantenerse u optar a puestos de trabajo con un perfil más bajo y peor pagados o lanzarse a un proyecto”. El máster que dirige está gestionado por un grupo de emprendedores y el 70% de los alumnos que han pasado por él han montado su empresa y, hoy día, siguen con ella.

La capacidad de generar ilusión en otros es clave para lograr el éxito

Precisamente sobre la pasión por emprender sabe mucho la directora del Curso de Experto Universitario en Emprendimiento e Innovación Social de la UNED, Marta Solórzano García. “El emprendedor social está muy involucrado con su idea de negocio porque, además de constituir una empresa, busca solucionar un problema y crear un impacto social con su proyecto empresarial”, explica esta profesora de Organización de Empresas. Pero, a pesar de esta diferencia, tiene problemas comunes con el emprendedor tradicional. Uno de ellos, “las ideas geniales”, afirma Solórzano. “Hay personas que piensan que han descubierto la panacea. Y no se centran en que hay que ponerla en práctica, por lo que cuando materializan la idea aparece el problema. Es importante tener los pies en el suelo y elaborar un plan de negocio viable”, añade.

Dos características de los emprendedores sociales, que juegan a su favor, es que suelen conocer el sector en el que idean el proyecto y cuidan mucho los recursos humanos. “Identifican dónde es necesaria una ayuda porque conocen esa área. Pero además los trabajadores están muy involucrados en el proyecto, así como los clientes porque a los que se intenta implicar están participando en una ayuda social”, concluye Solórzano. Un ejemplo de este tipo de empresas es Milhistorias. Se dedica a distribuir fruta y verdura ecológica, pero además funciona con empleados en riesgo de exclusión social. Y genera beneficios.

Hay que crear el negocio pensando que el entorno es cambiante

Otro peligro a la hora de emprender que apuntan los expertos es que se propicie una evolución del negocio, cuando el entorno ha cambiado, pero que no sea en la dirección correcta. La forma de evitarlo es conociendo bien el sector de entrada. Cuanto más se conoce un sector mejores aportaciones se pueden hacer. Para generar propuestas nuevas hay que ser capaz de trascender lo nuevo de un sector, conocerlo en profundidad, saber exactamente en qué se sustenta y por qué. Por eso ya no se valoran solo los conocimientos de base de las personas para trabajar en nuevos proyectos, su capacidad de evolución y adaptación es fundamental, tanto en el tipo de trabajo a realizar como en la de adquirir nuevos conocimientos. “La situación es apasionante y terrible a la vez. Si te quedas parado, ahí te quedas. No es una opción quedarse parado. Lo que hay que hacer es equivocarse rápido, a menudo, y con los menores costes posibles”, dice Vinaixa.

Pero si hay que cerrar la empresa, no pasa nada, por muy dramático que suene. Es una posibilidad que hay que contemplar de partida. Ya que no es tan fácil que una empresa nueva prospere, lo suyo es intentarlo de nuevo con el capital ganado, y otra vez, y otra más. “No hace falta tanto dinero para emprender”, asegura el director del máster de emprendedores de la Complutense de Madrid. “Y el hacerlo varias veces hace que se vaya acumulando experiencia, que será positiva para el siguiente negocio. Con cinco millones de euros cualquiera monta un negocio. Porque emprender es trabajar con las manos y con las herramientas que tienes. Y para poder mantener el negocio tienes que saber crear compromiso en otros, vender tu entusiasmo en acciones o, aunque es más peligroso, en capital riesgo”. “A muchos emprendedores les falta persistencia. Cierran por el miedo al fracaso. Arrancan el proyecto y, a la primera dificultad, cuando al cabo de dos años caen en la cuenta de que no son Steve Jobs, cierran. Porque se plantean que para sufrir un estrés mayor que trabajando para una empresa prefieren no seguir con el proyecto”, añade Javier Sanz.

Muchos pecan de exceso de entusiasmo y a otros les falta persistencia

¿Hay que incluir entonces el coste del error como un gasto más al crear un negocio? “Está de moda el denominado ‘emprendimiento sin grasa”, dice este Jordi Vinaixa. “Si pudiéramos prever lo que va a ocurrir sería una gran mejora al crear la empresa”, prosigue. “Y si queremos dar el salto para que sea lo menos costoso y, sobre todo, nos sirva para aprender, sería estupendo. La idea es imaginarnos ese futuro, acercarnos, experimentar con él antes de realizar la inversión en tiempo y dinero. Se trata de probar, fallar, aprender y volver a emprender”.

Las empresas tienen que ser capaces de “construir y deconstruir”, apuntan los expertos. Y la evolución de los modelos de negocio es, por lo general, en dos direcciones. Bien la de la mejora, es decir, sirven mejor porque conocen mejor a los clientes, o bien cambiando alguna cosa que hace que el modelo de negocio sea distinto y mejor.

Un ejemplo, que menciona Jordi Vinaixa, es la evolución del negocio de los videojuegos. El modelo de competitividad inicial estaba basado en los juegos, pero su negocio, en realidad, era vender máquinas, y lo importante era la capacidad de proceso, de gráficos… Entonces salió la PS2 y Nintendo, que era líder, cayó al segundo lugar. Luego salió Xbox y Nintendo cayó al tercer lugar. Lo que ha pasado es que han empezado a ganar clientes con los juegos, no con la venta de máquinas. Entonces Nintendo analizó quién era el usuario: una persona joven, entre un niño y un adulto, que juega en su habitación en la que se encierra horas con los videojuegos, entonces decidió cambiar su modelo de negocio para cambiar el segmento de clientes, y sacó la Wii. Con ella rompió con el uso del videoadicto encerrado en su cuarto, e hizo de los videojuegos algo social y familiar que pasa al salón de la casa. De esta forma, la empresa amplió el mercado y además, como vende juegos interactivos, tienen productos auxiliares que el comprador debe adquirir, como micrófonos, guitarras… Nintendo no cambió radicalmente de negocio, volvió a construir sobre los activos que tenía.

Aunque, los expertos resaltan el principal problema cuando se ponen en marcha este tipo de “deconstrucciones empresariales”: conjugar unidades de negocio antiguas, que no generan beneficios, con las nuevas.

Fuente: www.sociedad.elpais.com