¿CUALQUIERA PUEDE SER EMPRENDEDOR?

Esta pregunta es ya un debate clásico en el mundo de los emprendedores. La cuestión vuelve a estar de actualidad en relación a la discusión sobre una posible burbuja emprendedora. Quienes defienden que dicha burbuja existe, argumentan que no todo el mundo puede ser emprendedor y que fomentar el emprendimiento a gran escala puede ser perjudicial para las personas y para el conjunto de las sociedad ¿Es esto cierto? ¿No todo el mundo puede emprender? ¿Quién debe hacerlo? ¿Sólo los más preparados? ¿Qué características hay que tener para emprender?

Vaya por delante que emprender debiera ser una opción libre. No tendría que emprender nadie que no lo desease, ni tampoco se debería impedir o frenar las ganas de emprender de nadie que tenga ilusión y pasión por hacerlo. A partir de ahí, es cierto que para poner en marcha un negocio es deseable tener unas ciertas características personales, conocimientos y habilidades que nos proporcionarán más posibilidades de éxito.

  • Entre las características personales podemos citar la iniciativa, la proactividad, la capacidad de tomar decisiones, el liderazgo, la asunción de riesgos, la flexibilidad, la autoestima o la persistencia. En este artículo repasamos la “anatomía” del emprendedor.
  •  Entre las capacidades y habilidades podemos destacar las de gestión, motivación, organización y comunicación entre otras.
  • Por otra parte, los conocimientos y formación específica en gestión empresarial, en tecnología o en la propia actividad de la empresa nos proporcionan herramientas necesarias para gestionar mejor nuestro negocio.

La carencia de algunas de estas condiciones sin embargo no ha de suponer un obstáculo insalvable. Nadie es perfecto. No hace falta tener superpoderes ni  ser Steve Jobs, Bill Gates o Richard Branson. Cualquiera puede llegar a emprender, pero es necesario ser consciente de las propias limitaciones y trabajar para superarlas. Para conseguirlo tenemos diferentes herramientas:

  • El asesoramiento: Una visión experta desde fuera del proyecto nos puede ayudar tanto a mejorarlo como a detectar nuestras fortalezas y nuestras carencias como emprendedor.
  • La formación: Para adquirir los conocimientos que nos faltan, y entrenar las capacidades que necesitemos mejorar.
  • El coaching: Es una herramienta que nos permite conocernos mejor y trabajar sobre nuestras características personales.
  • El intercambio de experiencias: Compartir ideas y conocimientos con otros emprendedores es muy enriquecedor. Para conseguirlo puedes participar en actividades de networking o compartir espacios de trabajo con otros profesionales. También puedes unirte a nuestro grupo de LinkedIN y contactar con cerca de 9.000 emprendedores y empresarios.

Y tú ¿qué opinas? ¿Cualquiera puede ser emprendedor? ¿Estás suficientemente preparado? ¿Qué otros recursos nos sirven para mejorar como emprendedores?

Fuente: www.idaccion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s