MERMELADAS EL ABABOL: UN CLARO EJEMPLO DE EMPRENDIMIENTO EN EL BAJO ARAGÓN HISTÓRICO

Esta semana leimos un artículo en el que se hablaba con gran entusiasmo de una emprendedora de nuestra zona, concretamente de Foz Calanda. Se trata de Mermeladas El Ababol, un proyecto de reciente creación que ha puesto en marcha Manuela Lisbona. Os dejamos el artículo y el enlace por si queréis seguir más experiencias de interés.

Fabricación de Mermeladas artesanales que saben a fruta de verdad

“A nadie le amarga un dulce”… ¡¡¡cuántas veces habremos oído decir esta frase!!! Pero si ese dulce está elaborado con esmero, dedicación, con productos naturales, recuperando recetas tradicionales, empleando productos locales,  por manos artesanas, pues esto amigos es algo más que un dulce, es algo que nace con la intención de quedarse, con la intención de crecer y de explorar todas las posibilidades que la creatividad y la implicación social del ser humano pueden ofrecer a un emprendimiento sostenible.

“La vida y mi madre, mis mejores maestras” así se siente Manuela Lisbona cuando habla de su proyecto de emprendimiento. Pero en su proyecto de vida, Mermeladas El Ababol, es ya una realidad. Y así nos lo presenta :

“Este es nuestro pueblo, Foz-Calanda, (Teruel), donde trabajamos para que con nuestras mermeladas comer fruta sea un placer” 

Todo es artesanal y manual: pelan la fruta, envasan y etiquetan a mano… el tiempo no se tiene en cuenta, o para ser precisos no se mide, como sí lo medimos cuando no nos gusta lo que hacemos: Pero si lo que haces es tu pasión, entonces el tiempo pasa volando. Probablemente a Manuela le suceda como a muchos emprendedores entusiastas de su proyecto, que le faltan horas en el día para seguir disfrutando con una actividad a la que ama.

Pero no sólo elabora un producto artesano auténtico y tradicional, sino que disfruta y valora el entorno natural y social en el que su emprendimiento tiene lugar y tiene muy claro que su pueblo Foz-Calanda, le ofrece el escenario óptimo para sus creaciones.

Su empuje y creatividad le llevan a elaborar mermeladas tradicionales como las de albaricoque, ciruela, pera, melocotón embolsado del bajo Aragón, pero también a probar con nuevas creaciones como las mermeladas de cebolla con trufa negra, pepino, pimiento, etc…manteniendo siempre el proceso de elaboración artesanal y la calidad de los productos naturales.

Su emprendimiento es joven, de abril del 2011, pero su sabiduría y tenacidad se ha acumulado a lo largo de mucho tiempo. En su corta vida empresarial ya son muchas otras voces las que se han hecho eco de esta iniciativa poniendo en valor, su valentía y el amor por lo que hace, por su BUEN SABER HACER. El lógico reconocimiento a su labor no ha tardado en llegar:

Sus propios familiares y amigos fueron los privilegiados que primero disfrutaron saboreando sus dulces  creaciones. Ahora Manuela comparte con todos su original idea: elaborar mermeladas con verdadero sabor a frutas.

Gracias a personas como ella nos damos cuenta de que cuando creemos que no se tiene nada para iniciar un emprendimiento, el autoempleo sostenible es la mejor manera de comprender que todos guardamos tesoros en nuestro interior, a veces basados en nuestros simples conocimientos o habilidades, y otras veces basados en una maravillosa receta de la abuela o de  tu madre. Lo demás es paciencia, confianza y constancia.

Más información:   http://elababol.com/

Enlace al artículo: www.autoempleosostenible.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s